REPORTAJE


Reportaje al DR. ALBERTO CRESCENTI, DIRECTOR DEL SAME

“Los accidentes de tránsito son una epidemia”


Diez años después, Crescenti vuelve a ocupar la dirección del Same. Cuenta con la experiencia de haber dirigido el operativo sanitario durante el atentado a la AMIA. Hoy, destaca que cerca del 80% de los auxilios responden a accidentes de tránsito

 

¿Cómo  volvió a ocupar este cargo y cómo encontró comparativamente el servicio después de los diez años que transcurrieron de su gestión anterior?

Me convocó el ministro de Salud, Dr. Alberto De Michelis, y me encontré con un muy buen equipamiento, con un parque de cincuenta y dos ambulancias de auxilio (sin contar el resto de los vehículos). Con el mismo personal de salud idóneo y capacitado. Pero hay necesidades: en este momento estamos licitando veinte ambulancias y siete unidades livianas más. Existe el compromiso, además, de incorporar cuarenta ambulancias más, con lo cual la idea es llegar a un parque de cien ambulancias para la Ciudad de Buenos Aires. Además, como una nueva iniciativa, inauguramos la primera base extra hospitalaria en Manuela Pedraza y Libertador, en un centro de salud. Eso nos va a permitir disminuir los radios de movilización de las ambulancias y la intención es que ningún móvil se mueva más de quince cuadras en la Capital Federal. La intención es contar con seis bases que en conjunto con el resto nos permita tener cubierta toda la Ciudad. Con respecto al recurso humano, estamos tratando de incorporar choferes y radio operadoras, creo que en el transcurso del año se va a poder completar la dotación y desarrollar mejor la tarea.

 

¿Cómo funciona el servicio de Patrulla Sanitaria?

Consta de cinco móviles livianos afectados al micro y macrocentro de la Ciudad. Cuentan con un chofer y un médico y equipamien-to para lo que es la primera atención. Estas unidades pueden ser convocadas por un gesto del vecino que las necesite o través del llamado al Same central. Están en la detección de la emergencia en la vía pública. Patrullan de 8:00 a 20:00, el horario más caliente en el centro porteño.

 

Después de los atentados a la Embajada de Israel, la AMIA y Cromagnon, ¿aprendimos a cubrir una emergencia?

Siempre tenemos que seguir aprendiendo e incorporando enseñanzas, pero en este momento estamos trabajando muy cercanos a la Policía Federal y a los bomberos, hemos tenido una reunión con el ministro de Salud en el Departamento de Policía donde se está desarrollando un plan nuevo en contingencias. También estamos realizando muchos simulacros de evacuación de edificios, de accidentes y de incendios. Consideramos que desde el punto de vista operativo son muy útiles porque se optimiza la coordinación y la llegada de la policía, los bomberos, el Same, la Guardia de Auxilio, la Guardia Urbana y Defensa Civil, tratando de disminuir lo que en las primeras horas se llama “deso- rientación”. También hay que incorporar al periodismo que debe comprender que no puede ingresar a la zona caliente. La escena tiene que estar segura. Debe haber un cordón sanitario eficiente, una única voz de mando y una unidad de catástrofe en el lugar para estar conectado con toda la red hospitalaria.

 

¿En la atención cotidiana, cuál es la patología que atienden con más frecuencia?

Accidentes de tránsito y atropellados. Es una epidemia. Del 1 al 26 de julio atendimos 379 atropellados, 556 choques de automóviles, nueve caídas de motos, dieciocho heridos por arma blanca y treinta y dos por armas de fuego. Pero entre los atropellados y los choques es prácticamente un 80 % si tenemos en cuenta que hacemos 1.100 salidas diarias, sin contar los servicios especiales, las coberturas y los traslados domiciliarios. El alcohol y las drogas tienen una incidencia muy alta en los automovilistas y hacen que los choques de vehículos sean más violentos y a una velocidad absolutamente desmedida. Desde Seguridad Vial conjuntamente con la Policía y el Same se están haciendo controles de alcoholemia en distintas esquinas de la Ciudad. Teniendo en cuenta que esta ciudad tiene 2.790.000 habitantes estables y tres millones que vienen a trabajar, estamos cuidando a seis millones de personas.

 

También es necesaria una tarea de concientización hacia la comunidad

Existe un área de prevención comunitaria en escuelas primarias y secundarias. Lamentablemente, el cinturón de seguridad sólo se usa cuando se sanciona con multas, igual que el apoya cabeza. En nuestro país se toman como elementos decorativos del auto y no como medidas necesarias de seguridad. Por eso es fundamental la educación.

¿Dentro de todos los casos que asisten, qué situaciones lo preocupan particularmente?

Estamos muy preocupados con la muerte blanca, que son los accidentes de tránsito y los atropellados. El peatón cruza hablando por celular y no presta atención a lo que pasa a su alrededor. Además cruza por las esquinas, no respeta el semáforo, y de esa manera se incrementan los accidentes, entre otras múltiples causas.

 

Abruptamente, la entrevista termina. Un llamado urgente anuncia un choque en la autopista a la altura del Parque Avellaneda: un hombre atrapado en su auto es la urgencia que espera a Crescenti. La tarea de rescate llevará horas. Los medios se ocuparán largamente de esta noticia y el director del Same responderá con calma y claridad cada una de las ansiosas preguntas. ¨


CRESCENTI, DIEZ AÑOS DESPUÉS

Alberto Crescenti es médico emergentó-logo. Diez años después, vuelve a ocupar el cargo de Director General del Same. Su rostro se hizo popular cuando durante el atentado a la AMIA dirigía el operativo sanitario que rescató y asistió a los sobrevivientes. Aquella experiencia modificó su vida profesional y personal. Y afianzó su definida vocación: trabajar en la urgencia, socorrer, salvar. En esta entrevista con Mundo Hospitalario, Crescenti cuenta cómo es la tarea, transcurrida una década.


LA PROPUESTA DEL ELIZALDE

La Subcomisión Comité de Emergencia de la filial Elizale de la AMM presentó al Same un proyecto para reorganizar la recepción de la urgencia. El objetivo es dar respuesta planificada, consensuada y entrenada en una situación de emergencia. Crescenti explica el alcance de esta iniciativa: “La idea es mejorar la recepción y lograr coordinar con la ex  Casa Cuna las acciones de la ambulancias neonatales (que cuentan con una bomba de infusión con respi-rador, totalmente equipada para cualquier tipo de contingencia). En este momento, estamos analizando la propuesta en la Dirección Médica y la de Capacitación del Same para coordinar aciones”.


return.gif (2346 bytes)