SERGIO ELGUEZABAL

 “Ningún periodista desconoce el poder de los laboratorios”

Periodismo independiente, medios de comunicación ligados al poder, auge de micros y programas vinculados a la salud, investigación y denuncia, los temas que instalan los grandes medios, los temas que ignoran. Abanico temático que, en diálogo con Mundo Hospitalario, abordó Sergio Elguezábal, fundador de Telenoche Investiga y uno de los pocos periodistas comprometidos con su tarea desde la autocrítica

En general los medios tratan superficialmente los temas de salud. Es similar a lo que ocurre con la ecología. Para los productores de noticias o los jefes de redacción es más nota un monito que se escapó del zoológico y hace piruetas entre los cables de la ciudad, que la degradación ambiental. Y esto ocurre por la mediocridad general que impera en las redacciones. La mirada distinta es difícil de ejercer cuando no se fomenta el pensamiento crítico sobre el propio proceso de producción. Los tiempos, que siempre son escasos, atentan contra la posibilidad de investigar o discutir la verdadera agenda del día. Es difícil salir de la información circular que proponen los grandes monopolios. Además, no hay seguimiento estadístico, ni tienen cabida los especialistas que investigan silenciosamente. Es más fácil llamar al referente de siempre, que no fallará a la hora de resumir o despacharse con una frase que alcance impacto”. Casi una declaración de principios en boca de alguien que desde hace casi dos décadas trabaja en uno de los grupos periodísticos más grandes del país. Sergio Elguezábal quiso desde siempre, y todavía quiere, vincular su profesión de periodista con términos que habitualmente no circulan en los grandes medios: investigación, denuncia, control ciudadano, democracia, autoridades responsables.

Sabe que, sobre todo en materia de salud, instalar temas no es tarea fácil. “El periodista debería contar con una gama de fuentes más rica –reconoce Elguezábal- y, en todo caso, si esas fuentes hablan en difícil traducir a un lenguaje más llano sus explicaciones. Contar una buena historia que ayude a pensar, otorgando una serie de herramientas que contribuyan a la reflexión es nuestra responsabilidad. Desde siempre el tema salud ha resultado atractivo para las audiencias, pero además es una materia que causa encanto a los comunicadores-empresarios (en eso se han transformado gran parte de los periodistas, que además de pensar en la nota deben financiar sus propios espacios) por las sumas que aportan laboratorios y demás sectores vinculados a la salud”.

Tema ríspido si los hay, surge la relación entre los medios y la industria farmacéutica. Elguezábal asevera sin un ápice de duda: “Ningún periodista desconoce el poder que tiene la industria. Y para muchos de nosotros, esto constituye un desafío para proponer investigaciones sobre calidad, o sobre el precio de los medicamentos, sabiendo que enfrente nos encontraremos con todo tipo de recursos y estrategias para impedir o devaluar la publicación. Resulta atractivo dar pelea para revelar la verdad escondida. Pero sé que en otros casos puede disparar autocen-sura, o codicia, que se traducen en arreglos económicos para promocionar los productos que el laboratorio indica”.

Sergio Elguezábal conoce las reglas del juego y se anima a describirlas con crudeza. Cuando las más de las voces pregonan el periodismo independiente enfrentado a los grandes poderes en defensa del ciudadano, él prefiere dar otra versión: “Está claro que un periodista que trabaja en el grupo Clarín no puede hacer una investigación que afecte los intereses del medio y publicarla en la misma empresa. Lo mismo ocurriría con aquellos que trabajan en otra gran corporación. Hay dos razones fundamentales por las cuales los periodistas en la última década hemos perdido independencia. Una es la concentración de medios en pocas manos: se restringe el circuito laboral y si un periodista es despedido no tiene muchas tribunas alternativas para su desempeño profesional. El otro motivo tiene que ver con nosotros; no hemos sido capaces de elaborar un código de ética que nos resguarde y fortalezca, ni discutir seriamente la posible colegiación. El individualismo de los 90 llevó al descreimiento de las acciones gremiales y nos quitó fortaleza para las luchas en favor de nuestros derechos”.

En Telenoche Investiga se reciben a diario denuncias que involucran las falencias y carencias en la salud. Vecinos con transformadores venenosos sobre sus casas, falta de agua potable en las zonas más pobladas del conurbano, hospitales que no cumplen con ciertos servicios. Cuando la investigación avanza, sistemáticamente se comprueba que los hechos se repiten impunemente durante años. “Las soluciones aparecen cuando se publican las anormalidades –analiza Elguezábal con un dejo de tristeza-. La democracia formal que transitamos queda al descubierto: las instituciones de la república no reaccionan porque les corresponde, se movilizan cuando se descubre su inacción”.

La pregunta del millón fue siempre por qué los reclamos docentes tienen más espacio en los medios que los reclamos de los profesionales de la salud. Sergio Elguezábal la contesta: “El gremio docente ha sido históricamente muy combativo en sus reclamos. Sospecho que, como a los periodistas, a los médicos les debe costar juntarse pero también hay responsabilidad de los medios en cuanto a la difusión de la problemática de la salud. Un público dotado de mayores elementos para comparar tendrá argumentos contundentes que le servirán para exigir más seriedad y profundidad en el tratamiento de las cuestiones públicas y del ámbito privado que tienen que ver con nuestro bienestar”. ¨

Javier Rubel


FICHA PERSONAL

Datos personales:

42 años - 2 hijos.

Datos profesionales

periodista y locutor. Desde hace 17 años trabaja en Canal 13. Participó de la creación de Telenoche Investiga en 1995. Hoy, conduce TN Ecología y es columnista en Telenoche.


return.gif (2346 bytes)