JORNADA DE PREVENCION DEL RIESGO LEGAL DE LA PRAXIS MEDICA

"RECETAS CONTRA LA EPIDEMIA DEL JUICIO"



La industria del juicio por responsabilidad profesional se ha instalado en la Argentina aunque la mayoría de las causas no tienen asidero jurídico. Perjudica el ejercicio de la profesión y la relación del médico con el paciente. Convocados por la AMM, más de 350 profesionales de todo el país y del Mercosur se reunieron para buscar salidas a esta situación que distorsiona el ejercicio de la medicina


La industria del juicio, o como suelen decir los médicos la epidemia del juicio, afecta de formas diversas y todas negativas el ejercicio de la medicina. Sin duda, ocupa además, un lugar de privilegio entre las preocupaciones de los profesionales, y no sin fundamentos: algunas estimaciones señalan que en la Argentina se inician dos demandas por día por presunta mala praxis. La Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires encaró este problema hace más de una década y desde hace seis años organiza actividades de prevención. Entre ellas, la más popular y masiva es la Jornada de Prevención del Riesgo Legal de la Praxis Médica que, en su sexta edición, se llevó a cabo el 9 y 10 de noviembre en el Complejo Polideportivo de la entidad. Este año se desarrolló paralelamente, y por primera vez en el país, el I Encuentro del Mercosur de Responsabilidad Profesional, en el que participaron los dirigentes de instituciones médico-gremiales de Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

Con la asistencia de más de 350 profesionales, durante la Conferencia Central con la que se iniciaron las actividades, el Dr. Gustavo Karam, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 5, manifestó su propósito de dejar bien sentado que las demandas por mala praxis tienen una particularidad: “Ante todo, tenemos que distinguir que en el caso de la mala praxis, no estamos en presencia de delincuentes, o sea el juez tiene que determinar fundamentalmente que cuando está frente a los médicos que, fruto de distintas circunstancias pudieran ser imputados por mala praxis, no está ante la presencia de un delincuente, sino de un profesional que tiene una imputación”.

El juez Karam insistió en la ya conocida importancia de la historia clínica para determinar la responsabilidad del médico: “Sin perjuicio de las distintas pruebas que reunimos en el sumario, el único dato histórico que el juez tiene es la historia clínica. Es un poco la radiografía de lo que sucede con un enfermo. Les voy a dar un muy sano consejo: yo sé que se puede haber laborado cantidad de horas, y a veces no se tiene la paciencia de sentarse a hacer un cuadro explicativo de la historia clínica, pero yo les diría que ese tiempo es fundamental para ustedes. Cuanto más clara es la historia clínica, más clara es la situación de ustedes”.

La epidemia del juicio

Durante el discurso con el que se dio por inaugurada formalmente la VI Jornada de Prevención del Riesgo Legal de la Praxis Médica, el Dr. Enrique Visillac, presidente de la AMM, señaló: “Una de las formas más útiles para combatir lo que hemos dado en llamar acoso o epidemia del juicio a la que está sometida la actividad médica, es que las instituciones gremiales se junten para debatir sobre las causas de esta imparable secuencia de juicios. En ese sentido, es muy importante recibir las experiencias de entidades de todo el país, hoy están presentes 28 delegaciones, a las que se suman seis del extranjero que han venido a transmitir inquietudes y experiencias locales, que hacen al enriquecimiento general, para llegar a un diagnóstico exacto y brindar alternativas para detener esta crisis del ejercicio de la profesión”.

Posteriormente, el Dr. Aldo Giusti, tesorero de la Confederación Médica de la República Argentina, expresó: “Agradecemos a la AMM por su gran contribución para que aprendamos a defendernos, y por haber hecho punta en este problema que hoy afecta a todo el cuerpo médico”. En representación del Decano de la Facultad de Medicina de la UBA, el Dr. Alberto Monczor, secretario de Relaciones Institucionales, manifestó: “La Facultad se hace presente por considerar de relevancia nacional la labor desarrollada por la AMM desde hace más de 15 años en la prevención de la mala praxis”.

A su turno, el subsecretario de Salud del GCBA, Dr. Ernesto Trivisonno, explicó: “Este es un debate serio y nos interesa participar a través de una institución oficial como es el GCBA”. Como cierre, el Dr. Héctor Lombardo, ministro de Salud de la Nación, destacó la importancia de este evento: “Por la necesidad de recuperar la confianza médico-paciente, revalorizar la profesión médica y al paciente como ser humano”.

Participaron además de este acto, representantes de FEMECA, de la Federación de Profesionales Municipales, de la Asociación Médica Argentina, del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires, de las filiales de la AMM y de distintas asociaciones ligadas al sector.

Grupos de trabajo

Durante la tarde del día 9 se llevaron a cabo cuatro talleres de trabajo: 1. La reforma del Código Penal; 2. Los desafíos de internet y la informática; 3. Mediación, análisis de casos concretos; 4. Médicos forenses y peritos de parte. Al cierre de esta edición, se encontraban en elaboración las conclusiones finales de estos grupos de trabajos, que serán publicadas en la próxima edición de Mundo Hospitalario.

También se desarrolló un taller para la lectura de trabajos libres: resultó premiado “Prevención del riesgo legal de la praxis médica en el lugar del trabajo”, que presentaron los Dres. Gastón Babio y Juan Barbarelli. “Sida, la epidemia de fin de siglo y su relación con la responsabilidad profesional del médico”, del Dr. Francisco Famá y la Dra. Laura Peretti, recibió una mención especial.

El jurado estuvo integrado por los Dres. Visillac, Roque Nigro y Julio Albamonte.

¿Qué pasa en el Mercosur?

Para esta oportunidad, la AMM convocó a los dirigentes de las instituciones médicas más representativas del Mercosur. En líneas generales Brasil y Argentina presentan las situaciones más preocupantes; en los demás países no se puede hablar de industria o epidemia del juicio. En ese sentido, el Dr. Vicente Gutiérrez, presidente del Tribunal de Honor del Colegio Médico de Bolivia, señaló: “Si bien existe un incremento de denuncias, también es real que hay una cierta protección velada a los médicos por parte de la sociedad, que hace que la gente no llegue a las instancias legales”.

Por su parte, la Dra. Esperanza Martínez, presidenta del Círculo Paraguayo de Médicos, dijo: “La mala praxis no es todavía para nosotros un problema grave, tenemos pocos antecedentes en el fuero penal; recientemente se dio la primer condena a un colega por homicidio culposo. Fue un caso muy polémico de un residente que tuvo falta de elementos para tratar una hemorragia aguda. Esto creó una especie de pánico entre los colegas que trabajan en los hospitales, en el sentido de asumir las responsabilidades por las carencias y falencias de nuestros sistemas sanitarios”.

El Dr. Hugo Rodríguez, vicepresidente del Sindicato Médico del Uruguay, marcó las diferencias del caso uruguayo: “En el Uruguay no hay bufé de abogados que se dedique a la búsqueda de casos de mala praxis. Existe un seguro del Banco de Seguros del Estado (no hay empresas privadas que lo ofrezcan) pero no comprende a más del 10% de los médicos. Lo que existe es un sistema de defensoría penal que sí cubre al 100% de los profesionales”.

Los Dres. Luiz Pereira, vicepresidente del Consejo Regional de Medicina del Estado de Río Grande do Sul, y Paulo Argollo Mendes, presidente del Sindicato Médico de Río Grande do Sul, coincidieron en que a partir de la reforma de la Constitución Federal en 1988, que consagró el acceso a la justicia gratuita, se precipitaron las demandas judiciales a los médicos que, además, cuentan con un plazo exagerado de prescripción: 20 años. En Brasil existen asesorías jurídicas y programas de prevención pero no hay un fondo para pagar las indemnizaciones.

En Chile se registran casos por responsabilidad profesional, pero no alcanzan la envergadura de nuestro país. El asesor jurídico del Colegio Médico de Chile, Dr. Enrique Díaz Valderrama, transmitió la necesidad de la unidad médica para enfrentar este nuevo escenario laboral.

Hugo Rodríguez acercó una visión interesante sobre por qué crecen las demandas: “Tiene que ver con los propios avances de la medicina que generan en los pacientes la cultura de que si alguien se muere tiene que ser por error médico. Si hay un mal tiene que haber una cura, se introduce así una cultura de que los hechos negativos no son admisibles en la medicina actual”.

Para concluir la VI Jornada el Dr. Jorge Iapichino, secretario General Adjunto de la AMM, agradeció la presencia de todas las delegaciones, con la satisfacción de haber logrado reunir a las instituciones que realmente se preocupan por la profesión médica. 


MESA CON PERIODISTAS

COMO TRATAN LOS MEDIOS LA “MALA PRAXIS”

Destacados comunicadores hablaron sobre cómo el tratamiento de los temas médicos, entre ellos la mala praxis, están vinculados a la compleja realidad de los medios de comunicación

"El tema de esta mesa es cómo tratan los medios la problemática
     de la mala praxis y cómo nos hemos acostumbrado los médicos a vivir a la defensiva. Sabemos que no hay otra forma de ejercer la profesión que convivir con el riesgo propio de la praxis médica, lo aceptamos y para eso nos preparamos. Pero ¿qué pasa cuando en los medios se prejuicia una situación? Cuando muchos de nosotros aparecemos involucrados en este tipo de casos, ¿cómo actuar, cómo defendernos? Para tratar estos temas hemos convocado a un destacado panel de comunicadores”. Con estas palabras el Dr. Jorge Gilardi, secretario de Hacienda de la AMM, dio paso al debate.

Nelson Castro, médico y periodista

- “Al tener la medicina el rol que tiene, es decir, que forma parte de la vida cotidiana de toda las personas, a diferencia de otras disciplinas, el papel de los médicos en los medios y su nivel de exposición es mucho mayor. Los médicos deben tener en cuenta tres aspectos destacables”.

- “Primero, los médicos y profesionales de la salud deben tener conciencia de este grado de exposición y en ese sentido de la vulnerabilidad a la que están sometidos. Esto, con los casos de mala praxis y particularmente en las instituciones públicas se hace evidente, por ejemplo, con las carencias en las guardias de los hospitales donde el nivel de exposición es mucho mayor”.

- “Segundo, existe una industria de los juicios, más allá de los casos concretos de negligencia e impericia, que hace que los médicos se sientan muy desprotegidos. Esta actitud de la gente más contestataria e hipercrítica frente al médico está relacionada con la pérdida de liderazgo de la profesión”.

- “Tercero, un elemento que ayuda a la mayor exposición es que el médico hoy tiene que trabajar en ocho lugares diferentes”.

- “El contexto actual del médico se concatena con el rol de los medios. En muchos casos los medios hacen un manejo irresponsable de estos temas, en donde se termina mancillando el honor de una persona, un médico o una institución. La situación se agrava con la pésima situación judicial, en donde los procesos y los juicios son lentos y hacen que todo navegue en el marco de las sospechas”.

- “Cuando se trabaja inadecuadamente la noticia, se trabaja con una presunción de culpabilidad cuando se debería trabajar con una presunción de imparcialidad anclada siempre en el contexto judicial”.

Eduardo Aliverti, periodista

- “Me gustaría tocar algunos puntos que son disparadores estructurales: la salud no vende ni nunca vendió, salvo en grandes casos como algunos descubrimientos científicos como el genoma o las clonaciones, o temas sensacionalistas como el tráfico de órganos. Lo que sí vende es el tema de los consejos médicos cotidianos, también lo que vende es la queja en sus múltiples aspectos: cómo atienden en un hospital, las colas de espera. Y, obviamente, vende el escándalo”.

- “Lo que está ausente en todos estos episodios es la ‘estructuralidad’, el sistema de salud en sí. De eso no se habla, no se habla del negocio de la medicina privada porque hablar de eso es hablar de intereses de las empresas que son, en muchos de los casos, anunciantes”.

- “El espacio que no ocupa lo estructural en la medicina, lo ocupa todo lo otro mencionado, y en ese marco la mala praxis juega dentro del ‘paquete queja’. Pero no juega cualitativamente igual, porque en el marco de los intereses de los anunciantes no es lo mismo cómo circula en los medios la mala praxis en la medicina pública que en la medicina privada. También existe la razón cuantitativa, es decir, hay más gente que se atiende en el sector público. Pero la verdadera razón es cualitativa: es cuánto se puede denunciar en los medios a tal o cual clínica privada que incurrió en mala praxis. En este sentido hay una desigualdad en la repercusión mediática de los temas de mala praxis en lo público y en lo privado”.

- “Esta situación va en aumento y va a ir en aumento, porque hoy cuando hablamos de medios ya no hablamos ni siquiera de multimedios, sino de megacorporaciones que además manejan aeropuertos, empresas de medicina prepaga, etc. Entonces, cada vez más los negocios de estas empresas involucran al negocio de la medicina”.

Cormillot, médico y conductor de TV

- “Al médico muchas veces le cuesta comunicar y educar en distintos aspectos, entre los cuales puede estar incluido qué es y qué no es una mala praxis. Muchas veces al médico le cuesta comunicarse en un lenguaje distinto al específicamente técnico. El médico no está acostumbrado a adecuar el discurso a los distintos auditorios”.

- “Los responsables de dar buena información son las asociaciones médicas, los ministerios de salud y las secretarías de salud; en ese sentido, el mal trato de la mala praxis en los medios se debe combatir con comunicación e información por parte de los médicos”.

- “Si hay un mal tratamiento del tema de la mala praxis en los medios, los que lo tienen que corregir son los interesados y estos somos los médicos”.

Tulio Huberman, odontólogo y periodista científico

- “Yo creo que hay un divorcio entre la medicina y la prensa. Los periodistas también tienen los fantasmas del juicio, si se tocan intereses creados el periodista va a la calle. Los temas de salud cuanto más polémicos más rating tienen y el medio de difusión está como el abogado, a la expectativa de tener trascendencia pública o, como muchos letrados, de un buen negocio con la mala praxis”.

- “Hoy más que nunca hay que acercar a la prensa a pesar de este divorcio, hoy la prensa no es bienvenida, se la mira mal. El poder de la prensa es muy grande y debe estar a favor de los médicos”.

Abel Kohan Miller, secretario General de la AMM

- “Llegar a los medios, de cualquier forma, se hace difícil. Por ejemplo, a pesar de lograr manifestaciones de 3.000 personas en la calle, no salieron ni tres milímetros en los diarios y, cuando convino, por más que fueran 200 nos pusieron en la tapa. Si los que informan se ven acosados o limitados porque van a perder su fuente de trabajo, realmente estamos llegando a una situación alarmante, y en la trampa están metidos tanto periodistas como médicos”.